lunes, 8 de septiembre de 2008

“Lo van a leer como una biografía”

“Lo van a leer como una biografía”

Artículo de El Observador

Roberto Ampuero desnuda al Nobel de Parral, a Valparaíso y a su propio Cayetano Brulé con “El caso Neruda”

Ciudadano del mundo por antonomasia, el escritor Roberto Ampuero, sin embargo, tiene en Valparaíso su sueño permanente, que habita aún desde la distancia. Sus recorridos de cerros y escalas los sabe de memoria, y desde Iowa, Estados Unidos –en cuya universidad enseña escritura creativa- parece no estar contando los macchiattos que se toma en el Café Java House, su refugio escritural, sino más bien llevando las semanas que lo separan de su ciudad amada y de la casa que se compró frente a la bahía, al lado de quebradas y recuerdos. Allí donde quiere instalarse pronto para urdir más y más páginas, aún cuando desde la lejanía asegura estar “en la lista negra de los jerarcas de la cultura metropolitana”.

Para no parecer demagógico en aquel afán, Roberto Ampuero hizo lo que mejor sabe, escribir. Y lo hizo retornando a su personaje más entrañable: el detective Cayetano Brulé, a quien devuelve a esa geografía improvisada de Valparaíso, haciendo converger en los rincones de la avenida Alemania y la calle Prat su propia historia, el pasado del investigador cubano y los días finales del más grande poeta que haya pasado por aquí.

“El caso Neruda” (Norma), una suerte de precuela de la ya célebre saga detectivesca de Ampuero, sitúa a Brulé en sus comienzos como investigador asumiendo su primera tarea: descubrir un recoveco oculto en la vida de Pablo Neruda, en una indagatoria que cambiará su propia vida y lo hará seguir por el mundo los pasos de Beatriz de Bracamonte, una misteriosa mujer que aparece como la última esperanza del vate. Vértigo, nostalgia y pasión amorosa se dan cita en el proyecto más personal del autor de “Pasiones griegas”, que parece reconciliar a Neruda con Valparaíso y su lado más humano.

¿Cómo describiría el espíritu de esta nueva entrega de la saga de Cayetano, en que parte desde el origen?

“‘El caso Neruda’ (ECN) es el primer caso de Cayetano Brulé. Allí se revela el misterio de cómo surgió como detective y quién lo hizo detective, de cómo llegó a Chile. Todas las novelas del investigador son independientes, es decir, pueden leerse en cualquier orden. Ahora aparece su primera etapa. Para quienes no conozcan a Cayetano, será una excelente forma de entrar a la saga, y para sus lectores fieles será un placer, creo yo, poder atar los hilos y ver a su héroe cuando era joven en Valparaíso. Pero es una novela que habla del poeta Neruda, de amores y desamores, de arrepentimientos y esperanzas, de poesía y un joven investigador que vive en Valparaíso”.

¿Por qué decide abordar el pasado de Cayetano?

“Un personaje con tantos lectores y novelas como Cayetano Brulé adquiere vida propia y exige cosas, por ejemplo, que se cuente su pasado. Y fueron él y el poeta quienes se juntaron en ‘ECN’. Neruda estuvo cerca de mí desde la infancia, porque desde mi casa paterna se veía La Sebastiana y yo sabía que esa construcción pertenecía a un gran artista. Pero nunca me atreví a tocar su puerta, yo era un niño. Hoy sería diferente... Cayetano sí se atrevió, porque en 1973 era mayor, había llegado a Chile y el poeta lo llamó para que lo ayudara a resolver el mayor misterio de su vida...”

¿Qué fue lo más complicado y lo que más le atrajo al trazar esta especie de "biografía perdida", destramando la psicología de nuestro vate?

“¿Quién no enamoró alguna vez recitando poemas de don Pablo? Cuando yo era lolo, recitarlo era una receta dulce con chilenas, cubanas y alemanas. Y hoy me dicen los muchachos que Neruda sigue siendo su aliado a la hora del amor. Pero yendo a su pregunta: para meterme en la sicología del vate tuve que consultar muchos libros de él y sobre él. Me pasé noches hasta las 2 de la mañana en la biblioteca de la universidad, que cierra a esa hora (mi mujer me fue a buscar un par de veces para ver si la cita era con Neruda...), leí mucho lo escritos que mujeres han escrito sobre él y que fueron claves: Sarita Vial, Margarita Aguirre, Virginia Vidal, Inés María Cardone, Matilde Urrutia, Pili García Tello, en fin. Nadie como ellas para tomarle fotos profundas a un hombre”.

Por primera vez se relaciona la debacle nerudiana con su pena por el destino de nuestra nación. ¿Está conciente de lo controversial que esto será?

“Me interno a menudo por senderos inexplorados: ‘Nuestros años verde olivo’ es la primera novela sobre la revolución cubana narrada por un chileno que vivió en la isla. ‘La guerra de los duraznos’ es la primera novela para jóvenes que habla de la dictadura (y sin usar jamás esa palabra). La saga de Cayetano Brulé es la primera de un autor chileno que se convierte en best seller y reúne decenas de ediciones. Si uno lee lo escrito sobre Neruda, sus últimos poemas y memorias advierte que tuvo plena conciencia de que en 1973 él y el gobierno de su amigo Salvador Allende tenían los días contados. Esa verdad histórica la recoge ‘ECN’ y la conjuga con algo que también es irrebatible: que Neruda anheló hijos. En mi novela le pide a Cayetano Brulé averigüe si la hija que dio a luz una amante casada que él tuvo en México, en 1941, es de él o no. Neruda sospecha que la trascendencia no la dan los poemarios sino los hijos, no la tinta sino la sangre. Y confía en el investigador. Es la única esperanza del Nobel al final de sus días”.

¿Será complicado enfrentar la reacción de los "puristas" nerudianos, que no aceptan segundas interpretaciones a la biografía del poeta?

“Toda persona que toma el libro en sus manos, sabe de inmediato que ‘ECN’ es una novela, no una biografía. Una novela es principalmente ficción, pero la ficción cuenta verdades. Neruda es de todos y yo, como novelista, presento a mi Neruda tal como me lo imagino al final de sus días, enfermo, preocupado por el país dividido, enamorado de Valparaíso, nostálgico de sus amores, porque el poeta fue un enamorado de la vida, las mujeres y la buena comida. Mi libro ni lo sataniza ni lo santifica, lo presenta como el hombre que fue, contradictorio, a ratos inconsecuente y pragmático, pero lo trata siempre con respeto como poeta y con mucha verosimilitud. Aunque yo subraye que es una novela, la gente lo va a leer como si fuese biografía. ¡Ese es el poder de la literatura!”

Queda la impresión de que reivindica a Neruda como un personaje de y para Valparaíso. ¿Diría que es la obra más relacionada con su ciudad natal?

“Conocemos a Neruda como el poeta de Isla Negra, gracias a la delicada novela de Antonio Skármeta, y como diplomático gracias al libro de Jorge Edwards. Sarita Vial escribió mucho, magistralmente, y de primera mano, sobre Neruda en Valparaíso. Yo quería escribir la novela del Neruda en La Sebastiana, su casa más espectacular. Quería escribir la novela del Neruda en Valparaíso, la ciudad con más carácter e identidad de Chile, ciudad mítica en la literatura mundial. Y quería unir al mayor poeta y al mayor detective que han vivido en la ciudad. ‘ECN’ es mi homenaje y mi declaración de amor a Valparaíso. A pesar de que vivo 35 años fuera de Chile, si no hubiese nacido allí, ni recorrido sus calles, escaleras y cerros, no sería escritor. Por eso mi distinción más elevada es haber sido declarado Hijo Ilustre de mi ciudad, el 2006. Compré hace poco una casita en un cerro porteño, donde espero retirarme a escribir y vivir con mi mujer. Desde allí veo la ciudad, el mar y el horizonte. Ojalá no levanten rascacielos que me quiten el sueño, porque a veces esta ciudad borra con el codo lo que decreta con el puño. Si me acompañan la salud, mi mujer y esa vista de la ciudad mágica, habrá muchas nuevas novelas de Cayetano Brulé”.

¿Qué tanto de Roberto Ampuero hay en ‘ECN’?

“Neruda está presente en cada uno de los chilenos. La Sebastiana estaba muy cerca de mi casa paterna. Neruda nos inspiraba como jóvenes, era ‘nuestro’ poeta entonces, y su vida nos resultaba fascinante. Bueno, las novelas son como los hijos para un autor. A todas las quiere uno de forma diferente. Y ‘ECN’ me gusta porque me emocioné escribiéndola, entrando en el poeta que imaginé a partir de lo que leí y escuché. La novela habla de un poeta que es símbolo de Chile, de una ciudad que para mí es única, de los amores y desamores, de una etapa difícil de la historia nacional, pero también habla de la esperanza, de que los malos momentos se superan. Los mundos que describo en El caso Neruda los conocí, los experimenté o los exploré. Me pasé horas en La Sebastiana para escribir la novela. Caminé por Valparaíso. Leí sobre Neruda. Pero es una novela que habla del hoy y del futuro. No es una novela nostálgica, sino de la esperanza en el amor”.

Marcelo López M.


Lo que viene

Roberto Ampuero viajará en octubre a Italia, donde presentará “Nuestros años verde olivo” y cuyo guión cinematográfico ya está en sus manos. En noviembre viajará por Latinoamérica y España lanzando “El caso Neruda”. Mientras, trabaja ya en una nueva novela y enseña en Iowa. El escritor deja abierta la invitación a visitar www.elcasoneruda.cl, donde se pueden ver trailers y fotografías alusivas al libro, además de ganar atractivos premios en libros. También deja abierta la invitación a visitar su Facebook, e interactuar directamente con él.

8 comentarios:

mayo dijo...

Sr Roberto Ampuero.
Quien le escribe es un médico-cirujano de Antofagasta muy molesto por laS críticas envidiosas que creo ver en las publicaciones de sus pares. Su último libro "El Caso Neruda" tuvo en el diario "La Tercera"una crítica tibia sin analizar lo bien llevado de la trama en el tiempo histórico y sin valorar aquellos detalles(verídicos) de la turbulenta personalidad de Neruda. Eso parece no gustó a los adoradores ortodoxos de nuestros prohombres. Personalmente pienso que su libro mantiene la vigencia de su personaje(y lo hace nacer). Y se mantiene perfectamente en la línea como para seguir existiendo. Creo que perfectamente ´puede seguir con él en la misma medida que lo hace,p Ej, el Inspector Montalbano de Camillieri.
Le ruego, si le parece pertinente me escriba a mi face book
o mail.
Atte Dr. Juan Bruce gonzález.
Mail: job737@hotmail.com.
Gracias

Motita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Motita dijo...

Necesito que me mande su contacto de correo.

¿Como le hacemos?

Morelia

Jorge L. Alonso dijo...

Estimado Roberto:

Leí por segunda vez tu novela "Los amantes de Estocolmo" y fue una grata experiencia. La mala memoria que tengo hizo que el desenlace nuevamente me impactara. Muchas gracias por permitirme un agradable momento de lectura.

Un abrazo desde Argentina.

Jorge Luis Alonso G.
Foro Abierto de Novela Negra
https://foroabiertodenovelanegra.wordpress.com/

Mariela Rosso dijo...

Me gustaría hacerle una entrevista para Historias Latinas www.historiaslatinas.com (portal web para latinoamericanos en España) por favor escríbame a marielarosso@historiaslatinas.com
Un saludo. Mariela Rosso

Romano dijo...

Roberto acabo de leer Nuestros anios verde Olivo,,,tremendo,,,
Muchas felicidades y me gustaria contactar contigo via mail,,,,

abrazos Latinoamericanos

Romano dijo...

Roberto
Hay que reactivar este blog,es una pena,,,
abrazos

Leonel Mendoza dijo...

Roberto: acabo de leer Detras del Muro. Un relato acertado de aquella parte del mundo. Precisamente en el año 1974, en transito por tierra a Berlin para el mundial de futbol, cruzamos el corredor a traves de la RDA. Solo muros, rejas, visiones grises y apagadas de una sociedad reprimida,enyugada y condicionada a pagar con su conformismo el pan,el trabajo y la salud que recibian.
Al llegar a las barreras de la fronteras, guardias de mirada impenetrable y escrutadora,fusil en mano y ademanes siniestros nos dejaron pasar finalmente a un Berlin Occidental pleno de luces,vida, progreso y libertad. En ese recorrido pude apreciar la infamia y negacion de libertad de la cortina de hierro.
Por eso, incluidos los izquierdistas chilenos, nadie desea ir a vivir a estos paises.
Al leer tu libro pude identificar muchas cosas. Opinas sin rencor ni resentimiento sobre un sistema que poco a poco se ha ido desmoronando ante la inevitable rueda del progreso y de la historia.
Pensar que aun quedan politicos que justifican lo injustificable. Pronto Cuba ira dejando atras la pesadilla de Fidel. Un pueblo tan noble,sencillo y alegre no merece seguir viviendo de privaciones y deseos de libertad.
Como tu dices en tu libro, sos sistemas insostenibles en el tiempo.
Felicitaciones
Leo Mendoza
www.leomendoza.blogspot.com